Blog Litoprint


24 de abril de 2017


El mundo de la impresión hace años que vive inmerso en una revolución, provocada tanto por los nuevos dispositivos de impresión como por las tintas y materiales que acompañan el proceso. Año tras año, son innumerables las soluciones técnicas que las empresas lanzan al mercado con el objetivo de optimizar y aportar flexibilidad en el proceso de producción, e incrementar el valor añadido del material impreso mediante la integración de nuevas funcionalidades y la personalización del producto. Algunas innovaciones están teniendo una mejor acogida y ya los podemos encontrar de manera habitual en el punto de venta.

Impresión digital de empaques: más alla de pequeñas tiradas

La impresión digital se ha posicionado como una alternativa  a los procesos tradicionales de impresión para materiales de empaque, ya que permite la personalización de productos de gran consumo a nivel unitario, tiempos más cortos entre el diseño y la fabricación o la impresión directa sobre los empaques con formas geométricas complejas.

Campañas de comunicación basadas en la personalización del empaque y/o la etiqueta como la campaña de Coca-Cola “comparte una Coca-Cola con..”, la campaña de comunicación de Ferrero para su producto Nutella, han conseguido llamar la atención sobre las grandes posibilidades de la personalización de un producto de gran consumo, consiguiendo un doble objetivo: el refuerzo de la imagen de marca y una mayor cercanía con el consumidor final.

Es en esta dirección donde podremos  aprovechar tanto el potencial de las tecnologías de impresión digital, allí donde la impresión analógica no tiene espacio de trabajo. En este sentido encontramos nuevos desarrollos de tecnología inkjet.

Por otro lado, la impresión digital para empaques y etiquetas va a seguir creciendo y desarrollándose al calor de las diversas estrategias de marketing  y comunicación que se apoyan en la renovación constante del diseño del empaque y los mensajes que éste incorpora como parte de la innovación del propio producto, allí donde las tecnologías de impresión para grandes volúmenes no son competitivas. Y aunque a la impresión digital todavía le queda un cierto recorrido por realizar para mejorar velocidades del proceso, en el comportamiento de algunos materiales y en la reducción de costes para mayores volúmenes de producción ha quedado demostrado el potencial de dicha tecnología sobre materiales industriales, formatos y geometrías, así como la capacidad de respuesta ante una tendencia creciente en la personalización de producto a gran escala.

 

Fuente: Revista StylePack

Categorías
Language:
Back to top